UN FUGITIVO EN EL BOSQUE: "SE ME CAÍA EL ALMA AL VER CÓMO ESTABA SIERRA BERMEJA..."


Luis Ángel Maté fue ayer uno de los grandes protagonistas del día. La etapa pasó por 'su' Peñas Blancas, en Sierra Bermeja. Allí hubo un incendio intencionado que arrancó el 8 de septiembre. Duró 46 días: con 1.100 efectivos, un bombero muerto y 10.000 hectáreas calcinadas. Por eso, el del Euskaltel Euskadi pensó en una iniciativa que consiste en que, por cada kilómetro que ande fugado en esta Vuelta, se replanta un árbol.

"De momento llevo pocos, sólo 45. Pero como dobla el equipo y LaVuelta llevamos más de 400 árboles en total. Estoy contento porque hay mucha gente y empresas que ha preguntado por cómo pueden ayudar", explicaba a MARCA.

Para él, subir ayer al final de etapa fue "un cúmulo de emociones porque se te cae al alma a los pies cuando ves cómo está todo tan calcinado". Por suerte, gracias en parte a su acción, la zona mejorará mucho. "En breve vamos a lanzar un crowdfunding. Quiero canalizar todas las acciones de la gente que quiere colaborar. Tenemos que hacer una buena planificación. Es importante el ahora, pero también el después. Los técnicos nos ayudarán", explica el andaluz.

Maté está disfrutando en una Vuelta que ve emocionante "por la presencia de un crack como Remco, el nivel de los jóvenes españoles y un Roglic buscando remontar". A ellos les toca "buscar el triunfo vía escapada".

Fuente: MARCA
Nacho Labarga

No hay comentarios:

Publicar un comentario